Proceso integrado

El grupo MERCADER está formado por dos empresas, cada una de ellas especializada en una fase del negocio del corcho.

MERCADER CORCHOS TALAVERA Compra el corcho en las mejores zonas de alcornoques para la posterior obtención de materia prima de alta calidad. La obtención de planchas de corcho a través de nuestros controles de compra nos permite controlar el proceso desde el inicio hasta el final y no depender de proveedores externos. Mercader Corchos Talavera destina también parte de su producción a la venta de otros fabricantes.

NARCISO MERCADER Producción y venta de tapones de corcho a nivel nacional e internacional. Utilizando la materia prima de Mercader Corchos Talavera logramos unos tapones de corcho de gran calidad. Aproximadamente el 70% de nuestras ventas son exportaciones.
integration quality
 
Por lo tanto, con estas dos empresas estamos integrados totalmente en vertical. Tenemos controlado todo el proceso productivo y compra de materia prima dentro de nuestro grupo. Existen muy pocas empresas con estructura vertical actualmente en el mercado. Controlamos todo el proceso desde la compra y extracción del corcho en el árbol hasta la entrega final al viticultor o bodeguero. Así podemos garantizar una calidad máxima de nuestros tapones y esta es la seguridad de nuestros clientes.

El proceso productivo del corcho se divide en las siguientes fases:
Cosecha
Durante los meses de verano el árbol se encuentra en el momento de máximo crecimiento, y la corteza se separa fácilmente del tronco. Es por ello que durante los meses de junio, julio y agosto se extrae el corcho. Este proceso necesita una mano de obra experta y muy calificada que retire la corteza delicadamente sin dañar el árbol. Una vez se ha retirado el corcho del árbol, este se regenera rápidamente y la corteza vuelve a crecer.
 
Selección
Una vez retiradas las cortezas de los árboles, son seleccionadas manualmente. Las planchas de corcho que tengan algún defecto o no cumplan con nuestros estándares de calidad se trituran y se van a utilizar en la fabricación de otros productos. Sólo las planchas de mayor calidad pasarán a la producción de tapones.

El corcho seleccionado se apila en un patio de cemento en pendiente, para evitar estancamientos de agua, garantizar que se sequen y se ventilen en óptimas condiciones durante un periodo de seis meses.
 
Cocido
El corcho pasa por un proceso de cocción para aumentar la flexibilidad y eliminar posibles microorganismos que hayan podido introducirse en los poros. Esta es una de las fases más importantes y delicadas de la fabricación del tapón puesto que será aquí donde se determinará el calibre o grosor del corcho.
Después de cocidas, las planchas se apilan en áreas muy ventiladas para permitir un correcto secado y estabilización.
 
Selección/Recorte
Las planchas de corcho se seleccionan manualmente, se clasifican en diferentes categorías, se recortan para eliminar impurezas, y finalmente pasan a una última selección.
Las planchas seleccionadas se agrupan en fardos y se almacenan en un espacio cubierto para protegerlos, y ya están preparadas para la producción de tapones.
Producción del tapón de corcho acabado en las instalaciones de Narciso Mercader SL.
 
Cocido/Corte/Perforación/Selección
Narciso Mercader SL utiliza las planchas de corcho que Mercader Corchos Talavera ha seleccionado previamente.
El corcho pasa por otra fase de cocido, que optimiza el grado de flexibilidad y grosor, y elimina bacterias y parásitos.
Una vez las planchas de corcho han adquirido el nivel necesario de flexibilidad e hidratación, se cortan tiras de una medida ligeramente superior a la longitud del tapón.
Las máquinas perforan las tiras de corcho y ofrecen así los tapones, que serán seleccionados primero de forma automática y después manualmente, y se rechazan los que tengan algún defecto. A través de esta doble selección, logramos clasificar nuestros tapones en diferentes categorías, desde tapones de la mejor calidad hasta tapones colmatados.
 
Pulido, lavado y secado
Los tapones seleccionados se pulen para poder darles la medida necesaria, para igualarlos y para que tengan una forma totalmente cilíndrica.
Mediante productos químicos incoloros, inocuos y no agresivos con el medio ambiente, limpiamos y esterilizamos el tapón para eliminar microorganismos que lo podrían contaminar. Una vez limpio, el tapón se somete a un proceso que homogeniza su color y aumenta la capilaridad para evitar escapes de vino. Los tapones entonces son secados.
 
Acabado
Después de secarlos, seleccionamos los tapones automáticamente con una máquina de visión artificial, que clasifica el producto detectando errores no perceptibles al ojo humano. La clasificación de los tapones con esta máquina nos permite asegurar que sólo el producto de la mejor calidad llega a nuestros clientes.
Si el cliente lo desea, imprimimos la marca o el logotipo en el tapón con una plancha de fuego o con tinta.
Aplicamos un tratamiento a base de suavizantes y parafina que facilitará la colocación y extracción en la botella.
Una vez finalizado este proceso, los tapones se esterilizan, se embolsan y se embalan en cajas selladas que se almacenan hasta el momento de la expedición a distribuidores de corcho y bodegas.
 
Laboratorio
Todos los tapones del grupo MERCADER pasan por unos controles de calidad exhaustivos. Cada lote de fabricación es analizado por nuestro laboratorio interno y completado por laboratorios externos. Se realizan todo tipo de análisis: dimensionales, de humedad, sensoriales, microbiológicos, de fuerza de extracción, pruebas de embotellamiento, y análisis de TCA.
Antes de enviar nuestros tapones al cliente siempre hay el beneplácito del control de calidad final.
 
Usamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar su experiencia online y recoger información estadística sobre su navegación.
Al continuar utilizando esta web está aceptando la instalación y el uso de cookies. Más información en política de cookies